Profesión: Profesor de secundaria e historiador de arte
Lugar de intercambio académico: Madrid, España
Origen: Dortmund, Alemania

Estudiar como una aventura espiritual.

“La decisión de quedarme en España no fue fácil, pero vino del corazón.”

Con una beca del DAAD, Felix Scheffler llegó a Madrid como historiador del arte para trabajar en las instituciones más importantes de investigación de la historia del arte, el departamento "Diego Velázquez" y el Museo del Prado. Esta decisión estuvo respaldada por su tesis doctoral sobre la pintura española del siglo XVII.
La península ibérica no era desconocida para él, ya que su madre es natural de Segovia. Tal vez por eso le gustaba todo sobre España.

“Mi acogida en el Departamento de Historia del Arte fue muy cálida, he encontrado amigos y contactos que perduran hasta el día de hoy.”

La beca de un año fue seguida de nuevas becas, lo que le permitió completar su investigación en España. Trabajó como autor científico independiente y en el Goethe-Institut de Madrid hasta que llegó al colegio alemán de Madrid, donde imparte clases de alemán y de ética, además de dirigir la formación de profesores.

“Recomiendo esta experiencia porque una estancia en el extranjero trae automáticamente el contraste entre el país de origen y el país anfitrión. La comparación constante de los dos países consigue a una actitud crítica pero también benevolente hacia los dos países. Los contactos reales se crean entre las personas que viven toda una vida porque suceden en un momento en que necesitan ayuda e intercambio.

Como profesor y coordinador de formación tengo una posición intermedia, que expresa diariamente ideas europeas. En nuestra escuela hay alumnos, padres, maestros y otros empleados de diferentes países que van a aprender tanto de nuestro país anfitrión como las peculiaridades del país que representamos como una institución educativa.”

versión cartel

versión extendida